Nuevo estudio: análisis de sangre para detectar el síndrome de dolor de fibromialgia

Investigadores estadounidenses afirman que pueden detectar la fibromialgia mediante un análisis de sangre. El investigador noruego es escéptico.

Fibromialgia dolor crónico afección tejido conectivo músculos ligamentos tendón diagnóstico pacientes fibromialgia artritis reumatoide lupus vibración espectroscopía análisis de sangre

Los investigadores en los Estados Unidos afirman que están desarrollando un análisis de sangre que puede detectar la fibromialgia. (Foto: Shutterstock) Karoline Spanthus BjørnfeldtForskning.no 07 de mayo de 2019 ENFERMEDADES

La fibromialgia es una condición de dolor crónico que afecta el tejido conectivo, los músculos, los ligamentos y los tendones.

El diagnóstico no puede hacerse mediante radiografías, análisis de sangre o muestras de tejido. 

Ahora, los investigadores detrás de un nuevo estudio esperan que sus hallazgos puedan contribuir a un diagnóstico simple y rápido.

Los investigadores estadounidenses afirman que han descubierto una llamada firma molecular en la sangre de pacientes con fibromialgia.

Los pacientes con fibromialgia a menudo se diagnostican erróneamente o pueden no diagnosticarse en absoluto.

El investigador principal detrás del estudio, Kevin Hackshaw, espera que el hallazgo sea un punto de inflexión para los pacientes y que sea más fácil obtener el tratamiento adecuado y buenos consejos sobre cómo manejar el dolor crónico.

‘Encontramos patrones metabólicos claros en la sangre de 12 pacientes con fibromialgia. Nos acerca más a un análisis de sangre que nunca ”, dijo Kevin Hackshaw en un comunicado de prensa.

Difícil de diagnosticar

Para diagnosticar la fibromialgia, los médicos confían en lo que los pacientes se dicen sobre sus síntomas.

El médico realiza una evaluación física del dolor del paciente, centrándose en puntos de presión específicos (puntos sensibles).

“En la actualidad, la fibromialgia es incurable. Aunque el tratamiento se limita al entrenamiento, entrenamiento y antidepresivos, hay muchos beneficios para un diagnóstico preciso “, dice Kevin Hackshaw.

Un diagnóstico puede descartar otras enfermedades, confirmar que el dolor y los síntomas del paciente son reales y hacer que sea más fácil para los médicos reconocer qué es y así encontrar el tratamiento adecuado.

“No hay nada peor que estar en una zona gris donde no sabes qué tipo de enfermedad tienes”, dijo en un comunicado de prensa Luis Rodríguez-Saona, quien también es investigador del estudio.

Alrededor del 3 al 5 por ciento de la población de Noruega sufre de fibromialgia. Alrededor del 90 por ciento de ellos son mujeres. Se desconoce la razón por la cual algunas personas desarrollan el trastorno.

Se encontraron patrones claros

“Alrededor del 40 por ciento de los pacientes que reciben medicamentos para el dolor severo debido al dolor crónico cumplen con los criterios para un diagnóstico de fibromialgia. Los analgésicos ciertamente no mejoran la enfermedad: de hecho, a menudo empeora la enfermedad “, dice Luis Rodríguez-Saona.

El siguiente paso para los investigadores es una prueba clínica importante para ver si los hallazgos del nuevo estudio pueden replicarse.

Participó en el estudio:

  • 50 personas con fibromialgia
  • 29 con artritis reumatoide
  • 19 con osteoartritis 
  • 23 con lupus

Los investigadores examinaron las muestras de sangre de cada participante utilizando una técnica llamada espectroscopía de vibración.

Descubrieron varios patrones claros que separaron constantemente a los participantes con fibromialgia de los otros participantes con otros trastornos pero similares.

Los investigadores primero analizaron las muestras de sangre de los participantes con diversas enfermedades que ya conocían. 

De esta manera, podían ver si cada diagnóstico tenía un patrón distinto.

Los otros análisis de sangre fueron probados sin el conocimiento de los investigadores de los diagnósticos de los participantes.

Los investigadores lograron encontrar la enfermedad en cuestión a partir de los análisis de sangre.

En la siguiente ronda, el investigador Luis Rodríguez-Saona quiere estudiar de 150 a 200 personas por grupo de enfermedad para ver si sus hallazgos funcionan en un grupo más amplio y diverso.

Quizás el trabajo de investigación pueda conducir a la identificación de una proteína, ácido o combinación de moléculas en particular vinculados a la fibromialgia, dice Luis Rodríguez-Saona.

El objetivo de Kevin Hackshaw es tener una prueba lista para usar dentro de cinco años.

Escéptico del resultado.

El profesor Egil Andreas Fors del Departamento de Medicina Social y Enfermería de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología (NTNU) es escéptico sobre el resultado.

“No tenemos que rechazarlo por completo, pero no se ha mencionado más en el entorno académico”, dijo Egil Andreas Fors a research.no, el sitio hermano noruego de videnskap.dk.

Entre otras cosas, el nuevo estudio afirma ser capaz de diferenciar entre la fibromialgia y otras enfermedades.

“Ha habido poca investigación sobre esto, por lo que no hay mucho más con lo que podamos comparar los hallazgos”, explica Egil Andreas Fors.

Todavía es difícil distinguir entre fibromialgia y otras enfermedades. Muchos pacientes pueden tener múltiples enfermedades al mismo tiempo o desarrollarse una tras otra con el tiempo.

“Es difícil decir si un paciente tiene artritis o fibromialgia, porque puede tener ambos a la vez. Por lo tanto, es difícil deducir algo únicamente de un análisis de sangre ‘, dice Egil Andreas Fors.

Sin embargo, él cree que el estudio es interesante y que puede hacer una buena contribución a la investigación adicional.

“El estudio no trata una gran cantidad de material, pero los resultados son prometedores. Será emocionante si pueden repetir los resultados con una mayor cantidad de material ”, concluye Egil Andreas Fors.

© Research.no. Traducido por Stephanie Lammers-Clark.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *