Lidiando con la fatiga y el dolor de la fibromialgia

Se estima que el 1.5 por ciento de la población adulta se ve afectada por la fibromialgia en Canadá. El síndrome de fatiga crónica (SFC) afecta aproximadamente al 1.4 por ciento de los adultos canadienses. Ambos trastornos comparten síntomas similares. La mayoría de los expertos están de acuerdo en que estas dos condiciones probablemente estén relacionadas; Sin embargo, algunos creen que en realidad pueden ser la misma enfermedad.

Si sufre de dolor y fatiga causada por la fibromialgia, lea estos 7 consejos para ayudar a controlar sus síntomas:

1.  Evaluar los síntomas en el día a día.

Las personas con fibromialgia y SFC experimentan diferentes niveles de dolor y fatiga, incluidos los períodos de remisión. Evalúe su condición cada mañana e intente ajustar sus planes en consecuencia. Cuando no duermes bien, realiza menos actividad. Cuando se sienta bien descansado y el dolor sea tolerable, haga más. La moderación es la clave.

2. Haz ejercicio regularmente.

Cuando está cansado o tiene dolor, moverse es lo último que tiene ganas de hacer. Sin embargo, el ejercicio regular y moderado puede contribuir a aliviar los síntomas del dolor, reducir el estrés y ayudar a dormir. Controle su ritmo, en función de cómo se siente cada día.

3. Use masajes para tratar el dolor.

El masaje es una forma comprobada de reducir el estrés y el dolor muscular. Se puede usar para mejorar el rango de movimiento y tratar la depresión y la ansiedad.

4. Aplicar calor.

El calor aumenta el flujo sanguíneo y puede ayudar a aliviar la rigidez y el dolor muscular. Aplique una toallita tibia y húmeda; tomar una ducha caliente o sumergirse en la bañera. También puede tratar el dolor muscular profundo causado por la fibromialgia con una compresa de hielo.

5. Pruebe terapias alternativas.

Algunas personas encuentran que las terapias alternativas, como la acupuntura, pueden ayudar con la fatiga y el dolor, pero los estudios muestran resultados mixtos. Para obtener más información sobre terapias alternativas, hable con un profesional de la salud.

6. Priorizar el sueño.

Tanto la fibromialgia como el SFC pueden dificultar el sueño. Acostarse y levantarse a la misma hora todos los días, y evitar las siestas, puede ayudar. Algunas personas encuentran que tener una rutina relajante antes de acostarse puede facilitar el sueño. Esto podría incluir tomar un baño tibio o leer antes de acostarse.

7. Di no a los compromisos excesivos.

Aprender a decir no es importante para minimizar el estrés, lidiar con la fatiga y lidiar con el dolor. Vivir con SFC o fibromialgia significa aceptar que es posible que no puedas aceptar todas las invitaciones sociales. Del mismo modo, es posible que no pueda asumir responsabilidades adicionales en el trabajo.

Comparte con tu ser querido.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *