5 formas de manejar la fibromialgia

La fibromialgia es un síndrome marcado por fatiga, dolor en todo el cuerpo y sensibilidad en las articulaciones, músculos, tendones y otros tejidos blandos. Los investigadores estiman que aproximadamente cinco millones de personas padecen el trastorno crónico, según el Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel (NIAMS).

Los expertos dijeron que las mujeres comprenden la mayoría de las personas diagnosticadas con fibromialgia. Los médicos aún no saben qué causa la afección o cómo curarla, y la batalla cuesta arriba contra el dolor continuo puede dejar a una persona con fibromialgia deprimida y frustrada. Según NIAMS, el tratamiento físico, el ejercicio y las opciones de estilo de vida pueden ayudar a aliviar los síntomas. Si tiene fibromialgia, aquí hay cinco consejos para controlar sus síntomas:

1. Duerma lo suficiente
Mantenerse descansado y relajado puede ayudar a mitigar el dolor y la fatiga de la fibromialgia, de acuerdo con NIAMS. Muchas personas con fibromialgia tienen problemas como dolores musculares, síndrome de piernas inquietas o irregularidades en las ondas cerebrales que pueden interferir con el sueño reparador, por lo que es importante discutir cualquier problema de sueño con su médico. Otras actividades relajantes como T’ai Chi y yoga pueden ayudar con el sueño.

2. Pruebe la terapia de frío y calor Los tratamientos de frío y calor
pueden reducir temporalmente el dolor en las articulaciones y los músculos, según los expertos médicos. El calor relaja los músculos y las almohadillas térmicas, los baños tibios o las compresas con toallas calientes pueden conducir el calor al tejido muscular. Las compresas frías adormecen las áreas dolorosas, lo que ayuda a reducir cualquier inflamación. Los médicos explican que las compresas frías para la fibromialgia cumplen la misma función que una bolsa de guisantes en un ojo morado. Si bien los tratamientos con frío y calor pueden ser efectivos, las temperaturas extremas también pueden causar daños en la piel. Debe usar una toalla cuando aplique el tratamiento donde los huesos estén cerca de la superficie de la piel. Es posible que aparezca un rubor rosado cuando retire la compresa fría o caliente, lo cual es normal, dijeron los médicos.

3. Adapta tus herramientas
El mercado está lleno de herramientas y pequeños electrodomésticos diseñados específicamente para evitar el dolor o el estrés en las articulaciones. Muchas herramientas amigables para la fibromialgia están hechas con grandes mangos de goma para aliviar la presión en manos, muñecas y brazos. Estas herramientas incluyen tijeras de cocina adaptadas, secadores de pelo, cucharas y tenedores. Los expertos dicen que puede evitar gastar dinero en nuevas herramientas, utensilios y artículos para el hogar simplemente agregando rellenos de goma a los mangos de sus artículos actuales. También hay disponibles abrebotellas de goma y tapas de rosca para ayudar a abrir frascos y botellas de píldoras a prueba de niños. Si no vive con niños, también puede pedirle a la farmacia que reemplace las tapas con tapas fáciles de abrir. Muchos artículos utilizados en el trabajo también se pueden adaptar para la fibromialgia, según NIAMS. Si su silla está demasiado alta, colgar y estirar las piernas puede afectar sus articulaciones. Deslice un taburete debajo de su escritorio para apoyar las piernas. Un terapeuta ocupacional puede ayudarlo a diseñar una estación de trabajo más cómoda o encontrar formas más eficientes y menos dolorosas de realizar algunas tareas, aconseja NIAMS. Incluso puede elegir ropa de trabajo para aliviar su dolor, usando camisas con botones en lugar de suéteres. Si en algún momento se enfrenta a una tarea o situación dolorosa, es probable que encuentre una herramienta de asistencia que pueda ayudar, dijeron los expertos.

4. Haga que cada movimiento cuente
Un programa de ejercicio regular suele ser parte de un plan integral de tratamiento de la fibromialgia. La investigación ha demostrado repetidamente que el ejercicio regular es uno de los tratamientos más efectivos para la fibromialgia, según NIAMS. Además, cada bit de ejercicio cuenta. Los entrenamientos de dos minutos, como la respiración diafragmática profunda o los círculos de los brazos, pueden relajar los músculos y las articulaciones. También puedes probar el yoga en silla en tu casa u oficina. Los expertos aconsejan que no hay necesidad de cansarse cuando hace ejercicio, y los beneficios del ejercicio menor pueden motivarlo a ir al gimnasio. Controlar la fibromialgia es un proceso diario, y cada pequeño esfuerzo puede ayudar a reducir su dolor y mantenerlo en movimiento.

5. Crear quehaceres amigables
Las tareas domésticas pueden ser difíciles incluso para los más saludables, y el dolor en las articulaciones puede hacer que tareas como barrer y quitar el polvo sean significativamente más difíciles. Algunos pequeños ajustes en su método y rutina pueden facilitar la limpieza de su hogar. Los expertos sugieren apegarse a pequeños proyectos a la vez. En lugar de limpiar toda la casa el fin de semana, ordena una o dos habitaciones al día. Adaptar sus herramientas de limpieza a las necesidades de su cuerpo también facilitará su carga de trabajo. Lleve botellas de spray más pequeñas o detergentes para la ropa y pruebe soluciones de limpieza sin enjuague que reducirán el fregado. Reemplace su escoba con una barredora giratoria plana, que se deslizará sobre los pisos más fácilmente. Finalmente, trate de reducir la cantidad de viajes que tiene que hacer al mover objetos de una habitación a la siguiente. Usa una caja con ruedas para mover tus cosas,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *