La depresión ansiosa puede ir más allá de lo emocional y afectar al cuerpo de 8 maneras

El trastorno depresivo ansioso, o simplemente depresión ansiosa, se caracteriza por conjugar los síntomas más comunes de ambas condiciones. Es decir, el paciente sufre los síntomas de la depresión y la ansiedad al mismo tiempo.
tristeza depressao 400x800 0217
Esta condición psiquiátrica es grave y, además de la tristeza profunda, provoca muchos síntomas físicos que pueden incluso afectar al cuerpo de la persona, de muchas formas diferentes.

Síntomas físicos de la depresión ansiosa

medo pesadelo insonia 0817 400x800

Alteraciones del apetito

Entre los efectos de la depresión ansiosa en el cuerpo, se encuentra la alteración del apetito. Mientras muchas personas dejan de comer o comen lo mínimo necesario a causa de la depresión, otras comen de más a causa de la ansiedad. En los dos casos, se trata de una señal de trastorno.

Alteraciones del sueño

Por otro lado, las alteraciones del sueño también son frecuentes. El insomnio a causa de la ansiedad es bastante común, mientras dormir mucho, casi todo el día, o vivir con un cansancio excesivo, es una señal de depresión.

Depresion post Ano Nuevo 2

Dolores y sensaciones extrañas

Muchas personas con depresión ansiosa han señalado como síntoma dolores en el pecho, sensación de presión o de vacío. La tensión muscular a causa de la ansiedad o los dolores de cabeza también son comunes.

Por otro lado, las afecciones estomacales, como la diarrea, las náuseas o los cólicos son síntomas recurrentes, muchas veces a causa de los trastornos alimenticios.

Cambios en el habla

Muchas veces, esta condición lleva a los pacientes a experimentar cambios en el habla. La depresión puede hacerles hablar demasiado lento o de una forma monótona, debido a la falta de motivación respecto a aquello que desean decir.

Por otro lado, la ansiedad podría hacerlos hablar demasiado rápido, incluso generando un leve tartamudeo. La necesidad de decir muchas cosas a la vez o de sentir que deben ser dichas lo antes posible es la causa más frecuente.

Falta de aire

Muchas veces, a causa de una crisis de ansiedad o un ataque de pánico, las personas sentirán que les falta el aire. Los nervios por dicha situación podrían agravar la situación, como en una especie de círculo vicioso.

Mujer con estrés

Mareos

Como muchas veces la depresión ansiosa está causada por desequilibrios en las sustancias cerebrales, los mareos son un síntoma frecuente. La sensación de mareo o aturdimiento no suele ser señal de otras patologías, aunque si se vuelve recurrente o atenta contra tu integridad física, es importante consultar a un médico.

Agresividad

Suele suceder que, a causa de la ansiedad o la depresión, las personas se vuelvan agresivas con seres cercanos. Por un lado, esta podría ser una forma inconsciente de llamar la atención en busca de ayuda. Por otro lado, podría ser con la intención de romper los vínculos con amigos y no tener que cuidar más la relación, con el fin de eliminar el estrés que esto conlleva.

Autolesiones

Muchas veces, como una forma de canalizar sus sentimientos, la persona con depresión ansiosa optará por autolesionarse. La autolesión recurrente, como los cortes en la muñeca, el abuso de drogas nocivas o los trastornos alimenticios, son una forma de controlar la ansiedad.

En otras ocasiones, la autolesión también funciona como una forma de descargar sentimientos de odio o frustración, tanto con uno mismo como con los demás.

Causas y tratamientos de la depresión ansiosa

sindrome depressao sintomas 216 400x800

Como suele suceder con los trastornos psicológicos, la depresión ansiosa no tiene una causa definida. No obstante, puede estar relacionada a muchos factores, como cuestiones de sustancias cerebrales, duelo por muerte de familiares cercanos, desempleo, dificultades financiares, problemas de autoestima o un sinfín de situaciones similares.

Un tratamiento efectivo para esta condición psicológica debe ser un tratamiento multidisciplinario. Por un lado, un psiquiatra, un neurólogo o un neuropsicólogo debería recetar medicamentos con el fin de devolver a la normalidad las posibles deficiencias de neurotransmisores cerebrales, en el caso de que las hubiera.

Por otro lado, si no se conoce la causa de la depresión ansiosa, el paciente debería hacer también una terapia psicológica, con el fin de conocer cuáles son las causas subyacentes de esos sentimientos. Si no se conoce la raíz de la situación, es difícil tratarla efectivamente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *