Pacientes con fibromialgia buscan el reconocimiento legal de su enfermedad

Centenares de pacientes con fibromialgia deben cargar diariamente no sólo con su enfermedad, con el dolor y el decaimiento que esta produce, sino también con la angustia de saber que si presentan una licencia médica es muy probable que ésta sea rechazada. Esto porque la enfermedad, que en muchos casos es invalidante, está catalogada en Chile sólo como un síndrome lo que hace que no puedan cursarse licencias médicas.

Para la representante local de la Agrupación de Fibromialgia, Olga Villarroel, es muy importante tener un reconocimiento legal de esta patología, de manera que pueda ser vista como una enfermedad y no como un síndrome, lo que permitirá regular las licencias médicas y otros aspectos importantes como las redes de apoyo y los tratamientos para quienes padecen la enfermedad.

Una larga secuencia
de eventos

Estar enfermo ya es un problema, pero es sólo el inicio de una larga cadena de sucesos que deben soportar los afiliados tanto al sistema de salud. “Muchas veces la licencia te la dan por depresión, pero esto no puede ser muy prolongado. Dentro de la agrupación tenemos asociadas que han sido desvinculadas de sus trabajos por licencias muy prolongadas, porque por los dolores de la enfermedad no pueden moverse, entonces tratamos de no pedir licencias porque si no nos vamos para atrás, pero si la licencia dice fibromialgia, entonces siempre sale rechazada”, explica la dirigente.

Ante la consulta, Olga Villarroel comenta que la fibromialgia tiene diferentes síntomas que pueden confundirse con otras enfermedades, se confunde con el lupus, artritis reumatoide, esclerosis múltiple, son enfermedades autoinmune y por eso tienen una gama muy amplia. “Casi todos tenemos los mismos síntomas, pero hay algunos que tienen mayores complicaciones que otros, tenemos asociadas que no se pueden mover del dolor. Muchos pacientes intentan tratamientos para poder paliar los síntomas de la enfermedad, pero sin dejar de trabajar”, sostuvo la dirigente.

Al ser consultada, Olga Villarroel comenta que tiene inflamaciones en el cuerpo, además tiene los ojos secos y se enfrenta al dolor constante, el desánimo, el cansancio, problema de memoria, pero al igual que otros pacientes tiene días buenos y malos. “Trato de no pedir licencias médicas porque cuando las tomas sales para atrás”, comenta la dirigente.

Apoyo a pacientes

Es en este contexto que uno de los principales ejes de la organización, es la posibilidad de entregar apoyo a pacientes que han sido diagnosticados con esta enfermedad, con los dolores y daños que conlleva. “Este es un proceso de aceptación, tienes que aprender a convivir con ella y no todas las personas que sufren fibromialgia tienen los mismos síntomas”, explica la dirigente.

Olga Villarroel informó que como organización se han reunido con representantes de diversos estamentos y autoridades –aunque admitió que sin mucho éxito hasta ahora- para plantear sus requerimientos y avanzar en el reconocimiento, bajo un marco legal, de esta enfermedad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *